Palabras de la Presidenta de la Nación en la inauguración de nueva Casa de Gobierno municipal en Ituzaingó

Muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; vecinos y vecinas de Ituzaingó, gracias por estar aquí acompañándonos.

CFK

Señor Intendente de la municipalidad de Ituzaingó; señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señores intendentes de las localidades vecinas: bueno, hoy, estamos aquí cumpliendo un sueño, el de la casa propia, que este joven partido de Ituizangó, hoy – con el apoyo del Gobierno Nacional – en una obra que demandó más de 36 millones de pesos inaugure su nueva casa, su nueva sede municipal. (APLAUSOS).

Luego, seguramente, después de este acto la recorreremos, yo he visto las fotos, es muy linda. Está además precedida por esa escultura, una reproducción – por supuesto la original, la más grande – la reproducción, en pequeño me la regalaron a mí, me la obsequiaron, muchas gracias Intendente por el recuerdo, de lo que significa para cada vecino, que viene a la municipalidad a hacer sus gestiones cómo optimiza la gestión, cómo optimiza la prestación de servicios y además lo bien que se puede sentir un empleado municipal cuando está en una casa nueva, en un lugar confortable, en un lugar donde puede prestar mejores servicios a su prójimo. Gracias también al Padre, que me regaló la imagen de la Virgen de Luján, muchas gracias, quiero agradecerle. (APLAUSOS).

Alberto hablaba, también, de una obra muy querida, que creo que la anunciamos allá por el 2007, el 2008, si mal no recuerdo, o un poquito más todavía, que es el Hospital del Bicentenario, que ya tenemos casi el 50 pro ciento de la obra llevada adelante, va muy adelantado. (APLAUSOS). También obra como el saneamiento de la Cuenca Arroyo Saladero Chico, la obra hidráulica, creo que la mencionaba también, que fue inaugurada en febrero del 2012, una de las mejores obras y que constituye una construcción de más de 12 kilómetros de canales aliviadores. Precisamente era lo que mencionaba Alberto que se había elegido, primero, terminar – por parte de la Nación – esa obra hidráulica porque la casa es importante, pero si tenés la casa y se te inunda es todo un problema, así que mejor, primero, la obra hidráulica y después la casa. Todo en su medida y armoniosamente y en la medida de las posibilidades también, porque son muchas las obras a lo largo y a lo ancho del país; son 24 jurisdicciones y, por sobre todas las cosas, son décadas y décadas sin hacer nada, décadas considerando a la obra pública y a la infraestructura como gasto improductivo.

Fue precisamente, a partir de ese 25 de mayo, del 2003, cuando Néstor Kirchner fue Presidente de los argentinos, que la obra pública, la infraestructura económica y social comenzó a tener carnadura y a mejorar la calidad de vida de los argentinos y también a ayudar a toda la actividad económica; no puede haber desarrollo de la actividad económica sin infraestructura social de apoyatura.

La expansión del plan cloacal de Morón, de Ituzaingó y de Hurlingham requiere alguna mención y alguna memoria especial. Yo no voy a decir nombres, para qué, si todos sabemos la historia de las cloacas, en el viejo partido de Morón, antes que se dividiera, luego de un polémico Intendente y también de un polémico empresario de aquel entonces, ¿no? Sin nombres, es feo, la gente se acuerda, la gente sabe, la gente tiene memoria, espero al menos que la tengan. Pero – antes que se dividiera precisamente – en Hurlingham e Ituizangó era todo un partido donde estaba todo abierto y prácticamente no había cloacas y terminó todo en un gran escándalo que mejor no vale la pena recordar. Hay que recordar las cosas buenas, porque cuando uno anda revolviendo todo lo malo, finalmente, termina llegándole esa mala onda y esa mala vibra. Nosotros queremos buena vibra que es la vibra de las obras, la vibra de la gestión, la vibra del hacer. (APLAUSOS).Total para quejarse y echarle la culpa a los demás ya sabemos que hay un montón de dirigentes en el país, nosotros entendemos la responsabilidad institucional como hacernos cargo de las cosas y muchas veces, además, no solamente hacernos cargo de las que nos corresponde como Estado Nacional, sino también muchísimas veces haciéndonos cargo de lo que le corresponde también hacer a otros, pero lo hacemos igual porque, en definitiva, es lo que necesitan los argentinos. (APLAUSOS).

Aquí, también, el Gobierno Nacional refinanció y financió la pavimentación de más de 190 cuadras; repavimentación de 280 cuadras; recuperación del alumbrado público y plazas, obras que se encuentran todas finalizadas. Además, financió a través de los programas “700 Escuelas” y “Más Escuelas” la construcción de la Escuela de Enseñanza Media, No 1, y el Jardín de Infantes del barrio Manzanares, obras que ya también se encuentra finalizadas. Es precisamente, también, en el túnel bajo nivel Ratti, a través del Programa PTUBA, de la secretaría de Transporte que también ha permitido bajo las vías del Sarmiento tener una mayor fluidez y las obras que no hubiéramos querido tener que hacer, que veníamos recordando también, con Alberto, en la traffic y que fueron las obras de reconstrucción y reparación de esa tragedia que nos asoló a gran parte del conurbano, y que fue aquel tornado que nos obligó a lanzar a todo el Gobierno Nacional, junto a los gobiernos municipales para poder reconstruir lo que la naturaleza había destruido. Ahí sí, eso sí es imprevisible, los tornados y los vientos no hay forma de preverlos, no hay forma de impedirlos, lo que hay que hacer es arremangarse como todas las cosas y trabajar, que es lo que siempre hicimos y seguiremos haciendo.

Por eso estamos muy contentos, también, hoy, de haber inaugurado dos jardines, en Tigre. Estaba mirando, también me acercaron las obras más importantes, que hemos hecho, en Tigre, estamos haciendo, en estos momentos….hicimos ya 22 obras – ¿no, Sergio? – en AySA, en lo que es la obra brigadier general Juan Manuel de Rosas, es la obra de potabilización de agua más importante de los últimos 50 años, que va a dotar a toda la zona norte de la provincia de Buenos Aires, del conurbano bonaerense, para ser más precisos, de agua potable. También, en Cina Cina estamos haciendo 305 viviendas, y en el barrio El Garrote 208 viviendas más, en Tigre.

Estamos haciendo montón de colegios, el canal de los remeros famosos. Me acuerdo que Sergio hinchaba con aquel Canal de los Remeros de una manera impresionante. Bueno, revitalizamos el complejo de la Pista Nacional de Remo y Canotaje, en Rincón de Milberg; el Camino de los Remeros; el dragado del canal aliviador y estancado de orillas y la construcción de playas de estacionamientos; pavimentaciones. 200 cuadras de pavimentación, también, en Tigre; la ruta 202 de Don Torcuato, que ya está terminada; la repavimentación de la línea de Constituyente, en Benavídez; la 197 atravesando Los Troncos, Pacheco y el Talar, terminamos Los Remeros, en El Rincón y bueno, acá me dicen y me gritan cosas, de atrás, de otras obras.

También, en la querida provincia de Neuquén, en ese mítico… quién no escuchó, por lo menos en la Patagonia, con Parrilli lo veníamos hablando. Yo que me hice patagónica, allá por el 76, me llevó el amor a la Patagonia, el amor y algunas otras cosas más, que en La Plata estaban sucediendo y entonces nos fuimos para el Sur. Quién no escuchó hablar del famoso Camino de los 7 Lagos. Bueno todo el mundo hablaba del Camino de los 7 Lagos y de la Ruta 40. Los que estamos terminando, empezando y terminando la Ruta de los 7 Lagos, hoy inauguramos… ellos están adentro de una Planta de Tratamiento de Residuos de la Ciudad, porque hace mucho frío para estar en el medio de la ruta, pero ustedes habrán visto las imágenes maravillosas del Sur, de esos lagos patagónicos, estamos terminando esa ruta- y por eso está, también, el secretario de Turismo – la de los 7 Lagos, que luego va a hacer empalme con el resto de la 40 y de esa manera, cuando la terminemos, llegar allá hasta la punta, hasta donde se cae el mapa, hasta Río Gallegos, de donde vino Néstor Kirchner, ahí llega la Ruta 3, que se junta con la Ruta 40, a partir de la que viene de El Chaltén. Es todo un entramado que estamos haciendo en el país y que es conectar la Argentina, en un plan federal, en un plan de obras como nunca se habían llevado adelante.

Y también, en materia de tratamientos hemos inaugurado muchísimas plantas de residuos. Esta obra, que inauguramos, hoy, de la ruta son 137 millones de pesos, exactamente 39 kilómetros sobre la Ruta Nacional No. 40, con obras maravillosas. Además, en Villa La Angostura, donde estamos, ese lugar – Dios mío, recuerdo cuando cayó las cenizas – me hizo acordar a las cenizas, allá del año 91, cuando Néstor fue elegido, por primera vez Gobernador. Era candidato y recorría las rutas de Santa Cruz. Ustedes saben que Santa Cruz es la segunda provincia más grande, luego de la provincia de Buenos Aires y el Volcán Hudson – del lado chileno – como el Puyehue, ahora, había eclosionado y había tapado Los Antiguos, prácticamente de la misma manera que sepultó a Villa La Angostura, dos villas turísticas maravillosas bajo las cenizas. Parecía mentira que algún momento pudiéramos retirar todas las cenizas, pero me acuerdo que pusimos un plan importante, del Banco Interamericano de Desarrollo, recursos todos del Estado Nacional y pudimos tener una nueva Villa La Angostura más linda y más hermosa que nunca.

Y hoy, además, de inaugurar la ruta estamos inaugurando el Centro Ambiental, que es la planta de separación de residuos sólidos urbanos. En Villa Traful también ya terminamos, además, todo lo que es la parte turística; en El Bolsón; en Junín de los Andes; en San Martín de los Andes, en Esquel y Trevelin; estamos por desarrollar, en Junín de los Andes, la Planta de Separación y en San Carlos de Bariloche, que será San Carlos de Bariloche,- digamos – el gran hito turístico de la parte norte de la Patagonia; el otro es el Lago Argentino, el Glaciar Perito Moreno. Ahí todavía le debes la Planta de Residuo, “Quique” Meyer, así que ya la tenemos en marcha y queremos que todas las ciudades turísticas y todas las ciudades, de la República Argentina, tengan sus plantas de tratamiento de residuos, porque no se puede seguir contaminando y echando la basura. (APLAUSOS). La inversión total – una vez que terminemos todo el corredor, junto con Misiones y con La Rioja va a superar los 200 millones de pesos.

Yo creo que todo esto, que contribuye también a mejorar la calidad de vida de la gente es el concebir a la gestión de Gobierno como un hacer constante. Él la concebía de esa manera, no tenía paz ni descanso, estaba todo el día pensando qué se podía hacer, cómo se podía mejorar, además de todas las solicitudes que llegaban de gobernadores, de intendentes para hacer obras realmente no solamente mejorar en infraestructura, sino también – como decíamos – en calidad de vida, generando puestos de trabajo, convenios colectivos libres, donde la parte patronal y los trabajadores pudieran acordar sus salarios.

Hoy vamos a celebrar, cuando me vaya de aquí, en la Casa de Gobierno, importantes acuerdos, de importantes gremios, que han arribado, finalmente, a un acuerdo salarial importante y lo vamos a hacer en la Casa de Gobierno. (APLAUSOS).

Y yo quería recordar, también, porque aquí lo veo al Rector de la Universidad de La Matanza, esa maravillosa universidad que permite que 46.000 jóvenes, de los cuales el 90 por ciento es primera generación de universitarios, y casi el 70 por ciento pertenece a hogares humildes puedan tener acceso a una universidad que si no se hubieran construido en el conurbano, no podrían haber llegado nunca a los estudios superiores. (APLAUSOS).

Ayer celebramos un importante encuentro al que asistieron miles de abogados, estudiantes de Derechos, magistrados, fiscales, académicos, periodistas acerca del debate sobre la democratización de la justicia.

Yo creo que hemos avanzado en estos años. Este 25 de mayo próximo, vamos a cumplir 10 años de esta gestión de gobierno y yo creo que, tal vez, uno de los logros más importantes haya sido instalar también la comprensión y la convicción de que la democracia, que algunos creían que era únicamente el momento de ir a votar, se prolongara en el tiempo y, entonces, en la Casa Rosada, esa democracia, que te da legalidad, pudiera obtener legitimidad con la certeza de saber que quien está sentado allí, en la Casa de Gobierno, decide en nombre de los intereses del pueblo. Yo creo que esto ha sido uno de los mayores logros de Néstor Kirchner presidente.

Luego también, el importante paso que dimos, valga la redundancia, PASO, con llevar la democratización a los partidos políticos y de esta manera instalar las internas abiertas, simultáneas y obligatorias para todos los partidos políticos, de manera tal que no fueran las burocracias partidarias, sino la gente con su voto, la que decidiera los cargos electivos de cada partido.

Y creo que la gran demanda o una de las grandes demandas que hoy tiene la sociedad, sin lugar a dudas, es justicia y seguridad.

Yo ayer hablaba de que en realidad, más allá de la presencia de tantos académicos, de tantos profesionales, tal vez lo más representativo, lo más fuerte era la presencia de un primero y segundo panel, el panel de apertura y el panel de cierre, en los cuales, si se me permite, estaban tal vez las víctimas de la falta de justicia o de seguridad en la República Argentina.

Y yo hablaba de una ecuación o de dos, de justicia y seguridad, hablaba de justicia e igualdad. Y cuando hoy leía el diario, porque yo no había asistido a las manifestaciones del primer panel de apertura que había tenido lugar a las 10 u 11 de la mañana, leía las palabras de Raquel Witis, la mamá de Mariano, ese joven que resultó muerto junto al que lo tenía de rehén por un policía que prácticamente los fusiló a ambos cuando ya el delincuente se había entregado y había entregado al rehén, tiene condena -esto ocurrió allá por el año 1990 y pico, si mal no recuerdo-, y me impactó una frase de esa mujer, esa mujer que ha tenido tanto dolor como es la pérdida de un hijo y que, además, pude leer también, que pudo juntarse con la madre del que había tomado de rehén a su hijo. ¡Qué cosa tan impresionante, ¿no?, a nivel humano! Y juntas, poder procesar, porque la mamá del otro que había…-Darío Riquelme, creo que era el apellido y el nombre-…decía que ellos eran una familia de trabajadores y que desgraciadamente su hijo había sido llevado por el mal camino porque no tenía necesidad de robar.

Pero me impresionó una frase de Raquel Witis que dijo: “No va a haber buena Policía si no hay buena Justicia”. No va a haber seguridad si no hay buena Justicia, eso es lo que quiso decir Raquel Witis y era lo que había dicho yo, sin saberlo, por la tarde.

Y luego, leí también palabras que había pronunciado Vivian Perrone, la mamá de un chico que murió atropellado en el año 2000, 2001 por alguien que conducía un auto y que a los 2 meses, a pesar de haberlo dejado abandonado y tirado, estaba en libertad y hablaba de la igualdad también, y que todo se reducía a que si tenías justicia o no según el juez que te tocaba, según la clase social que eras, según la educación que tenías o según la posición. Hablaba también de la otra ecuación, de Justicia e igualdad.

Y Justicia y seguridad, Justicia e igualdad es, en definitiva, lo que los argentinos necesitamos. Garantías, pero las verdaderas garantías, las garantías de que haya justicia y que si alguien comete un delito, reciba su sanción. Pero también la garantía de que no nos pase que, por ahí, con tal de encontrar un culpable, se agarre a uno, se lo meta preso y tengamos el caso…como vimos el otro día de alguien preso durante tres años porque como no se encontraba culpable, agarran uno y lo meten. Tampoco queremos eso porque eso tampoco es justicia.

Esas garantías son las que queremos, las garantías de la seguridad, de la verdadera seguridad. Y una Justicia que controle a los organismos de seguridad porque, en definitiva, una vez que se comete el delito, quien instruye, quien ordena el proceso es la Justicia.

Necesitamos también una Justicia con mayor igualdad. No puede ser que quien tiene poder o dinero o poder de presión sobre fiscales o sobre jueces obtenga ventajas.

Mires ustedes el caso de Raquel Witis: ese policía había fusilado prácticamente tanto al chico que había sido tomado como rehén como al otro que ya se había rendido. En primera instancia, solamente lo condenaron por la muerte del chico que era de clase media y no por el que era de clase baja. Finalmente, la Cámara lo condenó por ambos homicidios, porque se comprobó que era un fusilamiento.

O el caso de la mamá de Santiago Bordón, ayer leía el caso. Ustedes se acordarán, ese chiquito adolescente en Mendoza, que fue privado de su libertad y que fueron condenados muchos por la privación ilegítima, por tormentos y la muerte de él.

Miren lo que son las paradojas: el comisario responsable de esa muerte, tuvo una condena de 15 años; salió en el año 2002 y ahora, fue tomado nuevamente preso pero porque se comprobó que había tenido participación durante la dictadura en delitos de lesa humanidad.

¿Es que saben qué pasa? Desafortunadamente, en esta historia que hemos vivido en la Argentina, como digo yo, todo hace juego con todo. Y tenemos que lidiar con una realidad que muchas veces no queremos y por eso necesitamos mucha gente comprometida con una nueva Justicia, mucha gente comprometida con la seguridad de sus ciudadanos y necesitamos también, que cada ciudadano sea y tenga la valentía de denunciar cuando sabe que hay connivencia entre la política o entre la Justicia o entre la delincuencia, porque es la única manera que vamos a poder salvar a nuestra sociedad de este flagelo terrible o, por menos, morigerarlo.

Yo sé que muchas veces hay miedo; yo sé que muchas veces la gente tiene temor porque piensa que le puede pasar algo, todos lo sabemos. Es imposible también que nos miremos a la cara y digamos que no sabemos muchas veces lo que pasa en el barrio o lo que sabemos que pasa.

No es lindo lo que estoy diciendo, pero es cierto. Y yo no vengo a decir solamente cosas lindas, vengo también a decir algunas que no son tan lindas pero que no por eso dejan de ser muy ciertas.

Y entonces, si todos ponemos esfuerzos, si todos nos comprometemos a vivir en una sociedad mejor, sin fantasías ni falsas promesas de vivir en Disneylandia, porque Disneylandia no existe o existe pero está en algún lugar al que hay que ir, pagar entrada y no te podés quedar a vivir, después tenés que salir.

Este es el tema: vivir en un mundo real, pero un mundo en el cual podamos todos colaborar para que ese mundo sea mejor, desde el lugar en que estemos, desde las maestras en los colegios; desde los alumnos; desde los padres; desde la educación, de todo lo que estamos haciendo.

Cuando les entregamos a los chicos netbooks, no les estamos entregando solamente una computadora para que puedan estudiar, les estamos entregando un instrumento. Y la mejor arma que le podemos entregar a alguien es la educación y la capacitación, porque la educación y la capacitación es el único reaseguro que tiene una sociedad.

Por eso, el compromiso permanente con la educación que hemos tenido desde el primer día.

Hoy estaba recordando, creo que a los 2 o al tercer día de gobierno, Néstor se tomó un avión y, junto al entonces ministro de Educación, Daniel Filmus, voló a la provincia de Entre Ríos donde hacía aproximadamente 3 o 4 meses, al momento de asunción, que no tenía clases porque a los maestros le pagaban con papelitos.

¿Se acuerdan de la época en que pagaban con papelitos? Había muchos papelitos: papelitos nacionales, papelitos provinciales, llegó a haber 13 monedas en la República Argentina.

Y allí partió Néstor, junto a la entonces secretaria general de CTERA, Marta Maffei, si mal no recuerdo, para solucionar ese problema.

Fue su primer compromiso y ¿sabe qué padre, usted que me regaló la Virgen de Luján? La licitación número 1 que firmó, fue para reparar y restaurar la Basílica de Nuestra Señora de Luján que este año vamos a terminar.

Cosas que parecen casualidad pero que no lo son, sino que son la decisión y la convicción de cómo se debe gobernar, de cómo se quiere gestionar y, sobre todo, para qué queremos llegar a algún lado.

Porque yo veo gente que se mata por llegar a un sillón y cuando llega a ese sillón, bueno, no se sabe para qué o sí se sabe para qué, que es lo más grave.

Entonces, creo que, como dijo él en aquella oportunidad: él llegó a ese lugar para cumplir el sueño de una generación, anunciando que no iba a dejar sus convicciones en la puerta de la Casa de Gobierno. Y no las dejó. No solamente no dejó sus convicciones, sino que además, dejó su vida, para que los argentinos, nosotros, tuviéramos un país mejor, tuviéramos una patria, tuviéramos un presente y, por sobre todas las cosas, un porvenir para millones y millones de jóvenes como no tuvimos nosotros.

Muchas gracias, Ituzaingó; muchas gracias a todos los que todos los días trabajan, a los docentes, a los trabajadores, a los académicos, a los alumnos, a esta juventud increíble que se ha incorporado a la política después de décadas de desencanto y disolución a un proyecto que ha vuelto a enamorar a los jóvenes, no con las promesas, sino con las cosas hechas.

Gracias y hasta siempre, ¡qué Dios los bendiga a todos y a todas y también a nuestro país!

Gracias, muchas gracias. (APLAUSOS)

Esta entrada fue publicada en Política, Sociedad. Guarda el enlace permanente.